Caminar en vez de usar el transporte público

     

Ayer hice un pequeño experimento. Al terminar mi día de trabajo, en vez de usar el transporte público como lo hago siempre, fui a casa desde la oficina a pie.

Llevo casi tres años trabajando en esta oficina y nunca se me ocurrió la idea de caminar toda la ruta. Pensaba que la distancia era muy larga para eso. Ayer entendí que esta impresión era falsa. Me tomó sólo 40 minutos para caminar 4 kilómetros de puerta en puerta, precisamente el mismo tiempo que necesitaría si fuera en el transpórte publico.

Al entrar la casa me di cuenta de que estaba en mucho mejor estado de humor que en otros días, quizás por no haber necesitado empujar en llenos autobuses de hora pique. Además, pude escuchar algunos podcasts interesenates toda la ruta sin fastidiosos ruidos del metro.

Ahora creo que voy a hacerlo mi practica común y cada día cuando haga un buen tiempo voy a caminar.