La inteligente manera de hacer compras en la era digital

     

Durante última década se ha cambiado radicalmente la manera de comprar cosas gracias a Internet. Es interesante que aproximadamente diez años yo empecé mi vida independiente y hice mis primeras compras conscientes. Por eso mi experiencia personal como consumidor está perfectamente alienada con los cambios disruptivos en la industria de las minoristas.

La aparición de tiendas en línea y otros cambios notables se pueden describir desde varios ángulos. Desde un punto de vista se puede decir que los vendedores de hoy tienen aún más palancas de influencia a consumidores, con sus siempre accesibles y brillantes tiendas digitales. Desde otro lado, los consumidores de hoy tienen mucho más grande cantidad de información objetiva sobre cualquier marca o producto a su inmediata disposición. Es esta segunda perspectiva que me fascina y que hoy nos permita ser unos consumidores mucho más inteligentes que hace diez años.

¿Cómo exactamente podemos usar la información a nuestro favor? Lo primero y lo más básico es comparar los precios. Hoy cuando notemos un artículo de ropa que nos gusta en un centro comercial no nos vamos a apresurar a comprarlo. Primero podemos buscar este producto en las tiendas en línea, incluso de otros países, para asegurarnos que el vendedor nos pide un precio razonable. Si no, nos anotamos la marca y el modelo y lo compramos por Internet. Otro fácil camino para garantizar la satisfacción de una compra, es leer comentarios, o incluso ver vídeos con una critica detallada hechos por otros usuarios. El último sencillo consejo es educarnos cuándo empiezan temporadas de rebajas por nuestras marcas favoritas.

Hay que decir que todavía no todos utilizan estas ventajas modernas. Sin embargo creo que muy pronto la mayoría de la populación va a hacerlo para optimizar sus gastos. Por eso algunos minoristas podrían tener dificultades para mantener su negocio en próximo futuro. Es cierto que en aspecto de compras tanto como en general el mundo se está cambiando hacia una forma mucho más transparente, donde un genuino deseo crear y vender algo verdaderamente útil y de alta calidad va a ganar una posición de liderazgo en el mercado.