La importancia de dormir bien

     

Últimamente sigo asegurándome de que dormir bien es una de las condiciones más importantes para el bienestar y el éxito en todas esferas de la vida. Esto es parte de la sabiduría común, sin embargo poca gente le hace caso y trata a su sueño como la primera prioridad a la hora de distribuir su tiempo durante el día.

Debo confesar que yo tampoco me había preocupado mucho por la cantidad y la calidad del sueño a lo largo de mi vida. De hecho a veces aún tuve orgullo de haberme privado del sueño para poder hacer más cosas. Afortunadamente esto cambió y poco a poco empecé a darme cuenta de cómo dormir bien puede influir el estado de ánimo y la productividad del hombre.

Para reforzar este conocimiento en mi mente, decidí llevar a cabo un experimento consciente y durante un fijo espacio de tiempo intentar a tratar a mi sueño cómo la actividad más importante en el mundo. He pasado dos semanas durmiendo nada menos que ocho horas diarias. Además del aspecto cuantitativo también me he preocupado por la calidad del sueño ventilando el dormitorio antes de acostarme.

El efecto que esto produce es extraordinario. No sólo me siento más refrescado sino también más sano y ágil. Pasar más horas durmiendo en efecto me ayude estár más activo en el trabajo y realizar más cosas. Por eso estoy seguro que voy a seguir con tal actitud en futuro.

Y ahora perdonadme, debo despedirme. Es hora de acostarme ;)

¡Buenas noches!