Por qué “no me gusta” nada en Facebook y otros redes sociales

     

Uno de mis principios en utilizar Facebook y otras redes sociales es no marcar nada con “me gusta”. Nunca. Es porque no veo mucho valor que estos sitios ofrecen al usuario a cambio de compartir la información sobre sus gustos.

Imagino, que para aquellos que lo utilizan, el supuesto valor de darle “me gusta” a una página o una empresa puede ser de varios tipos: 1) alardear sobre sus gustos a los amigos y crear la impresión sobre su persona; 2) seguir la información acerca de lo que les interesa; 3) mostrar su apoyo a la empresa o la causa.

Desde mi punto de vista para cada uno de estos propósitos, hay caminos más efectivos.

Mis amigos, la gente que me conoce personalmente, ya saben lo que me gusta y qué no, sin ayuda de los redes sociales. Incluso la gente que no me sabe, si tiene tal interés, puede averiguar mucho sobre mis gustos visitando mis sitios web y leyendo mis blogs.

Para seguir la información sobre lo que me interesa en la vida no necesito crearme más interrupciones. Lo puedo hacer en mi propia conveniencia, cuando tengo tiempo libre. Para organizarlo mejor puedo utilizar herramientas “sin ánimo de lucro” como suscripciones RSS.

Y finalmente para mostrar mi apoyo, prefiero hacer algo o hablar de ello en la vida real. Si me gustan los zapatos Camper o los artículos deportivos de Nike, en vez de marcarlo en mi perfil de Facebook, simplemente los sigo comprando y contando a mis amigos.