Escuchando a Okean Elzy tocar en vivo en Silicon Valley

     

Ayer fue una noche fantástica. Mi esposa y yo fuimos a un concierto fenomenal e inolvidable. Okean Elzy, sin duda la mejor banda musical de Ucrania de todos tiempos, interpretaba en vivo en Redwood City.

Al acercarnos al Fox Theater, el lugar donde ocurría el concierto nos sentimos como si estuviéramos en Kyiv. Casi toda la gente alrededor hablaba en ucraniano o ruso, y muchos llevaban camisetas o banderas ucranianas. La concentración de las chicas guapas por un metro cuadrado también añadía a la impresión de estar en Ucrania.

A las siete y media tomamos nuestros asientos en la fila más alta del balcón. Aunque nos encontramos en un lugar más remoto del estrado nos sentimos muy cómodos porque la sala de teatro era pequeña y nos sentimos cerca de la acción con una buena vista al podio. Los artistas no hicieran el público esperar mucho y empezaron a tocar a las ocho.

Durante primeras dos o tres canciones el público pareció medio dormido, todos grabando videos o escribiendo en Facebook en vez de bailar y cantar. Pero poco a poco la inmensa energía de Svyatoslav Vakarchuk, el líder de la banda, contaminó a la gente en la sala y muchos se levantaron de sus sillas para participar de manera más activa en la actuación. En la segunda mitad del concierto todos estaban gozando juntos como locos, bailando cubiertos en las banderas ucranianas, y cantando al unísono.

Después de casi dos horas de tocar sin paro los artistas intentaron a despedirse, pero la gente no les dejó salir e hizo cantar tres canciones más. Luego la banda se despidió de nuevo, y los organizadores ya pusieron la luz en la sala, como diciendo al público que ya era hora de irse. Sin embargo todos permanecieron gritando “¡Más!” y en unos minutos los músicos volvieron al estrado para interpretar dos canciones más. Luego cuando se estaban despidiendo la tercera vez el público por fin lo permitió gritando “¡Gracias!” durante unos minutos.

En el nuestro camino a casa mi esposa y yo estábamos compartiendo nuestras impresiones del concierto y hablando de qué grande es este grupo para Ucrania como un país y cuánto significa su música durante últimos veinte años para muchos ucranianos.

¡Muchas gracias, Okean Elzy! Os queremos volver a ver muy pronto.