El tiempo maravilloso de ser un principiante

     

Uno de mis libros favoritos, que sin duda tuvo gran influencia en la formación de mi personalidad se llama “Mente Zen, mente de principiante”. Compré la versión en inglés cuando estaba en los estados unidos y lo leí por primera vez en el avión regresando a casa. Este libro se trata de la práctica Zen y de la importancia de siempre tener una miente abierta, una mente de principiante.

Ahora que estoy aprendiendo el español me siento como un principiante y estoy gozando este sentimiento de verdad. Estoy como una esponja absorbiendo nuevas cosas cada día. No estoy preocupado de cometer errores cuando hablo o escribo porque sé que los errores son naturales y sólo cometiéndolos uno puede progresar.