Sentir la responsabilidad por lo que ocurre en nuestras vidas

     

Los últimos días estaba reflexionando sobre el valor de ser proactivo, y qué exactamente constituye una actitud proactiva hacia la vida. Quería reducirlo a una sola idea. Terminé con lo siguiente. Para mí ser proactivo significa admitir la responsabilidad completa por dónde estamos en nuestra vida. Es decir la situación en que nos encontramos es nada mas que algo que nosotros mismos hemos creado.

Para mucha gente asumir este concepto puede resultar difícil. Hay algo consolador en pensar que el azar y las circunstancias fuera de nuestro control tienen su rol en dar la forma a nuestro destino. Sin embargo esta manera de pensar es muy inefectiva, porque limita nuestra perspectiva haciendo de nosotros espectadores pasivos de nuestras propias vidas.

Admitir la responsabilidad es el primer paso en liberar una enorme energía creativa que hay dentro de cada ser humano. Con esta actitud reconocemos que lo único que nos llevó a la situación actual son nuestros acciones pasadas. Así podemos analizar nuestros hechos y su efecto con el propósito de conseguir mejores resultados en el futuro. Esta actitud da a uno el poder de sentirse un escultor dando forma a su vida.