El sistema es la solución, o el enfoque inteligente

     

Hace años encontré en un libro la frase “El sistema es la solución” usada como prefacio a uno de los capítulos. Se atribuía a AT&T, la empresa de telecomunicaciones norteamericana. No sé que sentido exactamente puso AT&T en la frase. Tampoco me acuerdo de que trataba aquel capítulo. Sin embargo la frase se quedó en mi mente, y desde entonces me influye cada vez que me enfrento a un problema complejo o cuando empiezo algo nuevo.

Para mi esta frase se convirtió en la esencia de un enfoque inteligente para comenzar cualquier iniciativa o resolver cualquier problema. Al empezar un nuevo proyecto pensar que el sistema es la solución me ayuda diseñarlo de tal manera que la implementación y el mantenimiento sea más optimizado y más automático. A la hora cuando algo cese de funcionar, me enseña que además de echar un remiendo, hay que también examinar en nivel más alto qué nos llevo a un resultado no satisfactorio y intentar a mejorar el proceso para evitar ese tipo de problemas en futuro.

He podido asegurarme muchas veces en el poder de este enfoque. Me sirvió para aprender español, mejorar mi natación, y progresar en mi carrera profesional. Así que os aconsejo con toda certeza: al empezar algo, o al enfrentar un problema, acordaos, el sistema es la solución.