Acelerando la velocidad de aprendizaje, literalmente

     

Soy un gran aficionado de aprender escuchando. Durante últimos cinco o seis años la mayoría de los libros que leí fueron audiolibros. Casi todo el material de desarrollo personal que consumí era también el la forma audio, tal como podcasts o cursos de iTunes U. En estos días escucho en promedio 90 minutos de audio por día.

Recientemente hablaba con un conocido que también escucha muchos audiolibros y él mencionó que no puede escuchar audiolibros con la velocidad normal y que sólo lo hace con la velocidad doble. Yo siempre sabía que muchas de las aplicaciones de reproducción de audiolibros ofrecen la posibilidad de aumentar la velocidad. Pero nunca lo utilizaba, porque siempre que lo probaba el sonido me parecía gracioso y un poco artificial.

Después de esta conversación con mi conocido, decidí a probarlo de nuevo, dándome un poco más tiempo para acostumbrarme. Y el resultado fue que en dos o tres días me acostumbré tanto al escuchar todo con la velocidad 150% que ahora la narración me parece taaaaan lenta siempre que la vuelvo a 100%. Aunque debo decir que 200% todavía me parece un poco demasiado.

Ahora con 150% de velocidad puedo escuchar la misma cantidad que antes me tomaba 90 minutos en tan sólo 60. Puedo utilizar los 30 minutos para reconcentrarme, organizar mis ideas, aprender más, o simplemente relajar.